Guía de viajes de KLM

El faro de Budapest

El Castillo de Buda es una presencia permanente para aquellos que paseen por las orillas del Danubio. Erigiéndose sobre una colina de la ciudad, los infinitos edificios del castillo y los encantadores monumentos hacen de este impresionante palacio uno de los puntos más bellos de todo Budapest. El barrio del castillo es el casco histórico de Buda, un agradable lugar.

Arte Y Cultura

Maravillas en la Colina del Castillo

En el lado sur de la Colina del Castillo encontrará el Palacio Real, con su característica cúpula de cobre verde. En el siglo XIII sirvió de fortaleza de los reyes húngaros y los habitantes de Buda. Mientras que el interior del palacio resultó ileso de los devastadores fuegos y guerras, el palacio lleva restaurándose desde 1946. Actualmente este majestuoso edificio alberga dos museos: El Museo Histórico de Budapest y la Galería Nacional Húngara. En la Iglesia de Matías, en el centro del Distrito del Castillo, se coronaba a los reyes húngaros hasta 1916. Este edificio original del siglo XIII se ha adaptado periódicamente a las tendencias arquitectónicas de la época. Incluso fue convertido en una mezquita por los Otomanos, que gobernaron Buda durante los siglos XVI y XVII. El arquitecto Frigyes Schulek creó la hermosa iglesia neogótica actual, restaurando el edificio a finales del siglo XVII, tomando como base los planes medievales originales. Los impresionantes diseños de diamantes en el tejado y las gárgolas de la fachada son obra de Schulek. El interior está decorado con motivos de colores hallados por el arquitecto en los muros de piedra originales. Las imágenes de cuervos encontradas en la iglesia hacen referencia al gran Rey Matías Corvino, cuyo escudo contenía un cuervo (corvus en latín). Varios elementos góticos originales siguen intactos, incluyendo el impresionante campanario del siglo XV. Otro elemento extraordinario es el doble sarcófago del siglo XII del Rey Béla III y su esposa Anne de Châtillon, uno de los tesoros más antiguos de la Colina del Castillo.

El encantador bastión de los pescadores

El encantador bastión de los pescadores

El encantador Bastión de los Pescadores

El Bastión de los Pescadores parece el castillo de un cuento de hadas con su blanca fachada, puntiagudas torres, escaleras en espiral y orgullosas almenas. Y la vista sobre Pest y la Curva del Danubio es igual de encantadora, especialmente cuando las luces iluminan la ciudad. Frigyes Schulek diseñó el Bastión para darle más brío a la Iglesia de Matías, que él restauró a finales del siglo XIX. Las siete torres representan las 7 tribus magiares que se establecieron en Hungría en el año 886. Los 145 peldaños de la majestuosa escalera bajan hasta el barrio de Viziváros, donde tradicionalmente los pescadores se ubicaban y de donde el Bastión tomó su nombre.

Ver guía Desde 153 EUR*

Artículos relacionados

Destinos sugeridos

*Todos los importes están indicados en EUR. Impuestos y recargos incluidos. No se aplican gastos de gestión, pero puede que se aplique un recargo de pago. Los precios mostrados pueden variar dependiendo de la disponibilidad de la tarifa. Podrá ver el importe final al seleccionar su forma de pago.

*Todos los importes están indicados en EUR. Impuestos y recargos incluidos. No se aplican gastos de gestión, pero puede que se aplique un recargo de pago. Los precios mostrados pueden variar dependiendo de la disponibilidad de la tarifa. Podrá ver el importe final al seleccionar su forma de pago.

World Weather Online proporciona la información meteorológica. Air France-KLM no es responsable de la fiabilidad de estos datos.